Cómo evoluciona el perfil de inversor dependiendo del momento

Los planes importantes son a largo plazo. En mi caso, mi plan siempre ha sido el tener inversiones que me permitieran trabajar por placer y no por obligación.

En nuestro plan, una variable a tener en cuenta es la situación económica en la que nos encontramos ya que nos afectará bastante en el avance de dicho plan. Es decir, en situaciones de crisis habrá diferentes elementos a momentos de bonanza y crecimiento económico. La liquidez, el ROI, la rentabilidad… son variables que cambian en donde invirtamos dependiendo del ciclo económico en el que nos encontremos.

En mi caso comencé en 2007: Pleno auge económico y año en donde el IBEX gozaba de una salud espléndida estando en máximos. La mayoría de las empresas reportaban record históricos de ventas y, aunque problemas había, la mayoría de los negocios estaban funcionando adecuadamente. Todo iba para arriba y por ello la gente pensaba que todo iba a subir eternamente. Fue justo el año siguiente cuando comenzó la crisis y los problemas que todos conocemos. Pero recordemos que son ciclos económicos y por ello no hay que pensar en las crisis que siempre irá para abajo.

Dadas las circunstancias y previendo al menos 5 años de bajadas (basándome en la última crisis del 2001) estructuré mi plan en tres etapas las cuales cada una de ellas tendrían un periodo de duración entre 5 y 8 años.

A. Primera: Liquidez. En los periodos de crisis la gente invierte en bienes seguros, como por ejemplo el oro. La gente pierde los trabajos, las empresas venden menos, entra el miedo en general y los inversores retiran y buscan refugio para su dinero. Dada la situación, los bancos comienzan a reducir el dinero en circulación y se produce una reducción de la liquidez en el mercado. Los precios tienden a bajar precisamente porque hay menos compradores con dinero que puedan pagar dado que la gente tiene menos capacidad de pedir préstamos. Es por ello que en esta primera etapa mi objetivo era conseguir la mayor liquidez posible. En esta etapa concentré los recursos principalmente en Bolsa. Compraba buenas acciones y con alta rentabilidad por dividendo a precios bajos. Empezar en esta etapa con inmuebles es muy complicado y muy arriesgado. Supone un gran desembolso y en época de crisis puede suponer un movimiento difícil de recuperar.

B. Segunda: Cartera inmobiliaria. Invertir en inmuebles es muy diferente a Bolsa. En mi opinión, a largo plazo son más rentables que la bolsa. Las principales dificultades para entrar son la alta liquidez necesaria y las altas barreras de entrada son los principales condicionantes. Pero aprovechando la bajada de precios y con la liquidez de la primera etapa se pueden conseguir inversiones en el mercado inmobiliario a precios atractivos. Los propios ingresos de los inmuebles junto con las acciones y dividendos hacen que el flujo de caja crezca a mayor ritmo. Aquí reduje el peso de las acciones para entrar en los inmuebles.

C. Tercera: Inmovilizado. Con una menor necesidad de liquidez y con una revalorización de los inmuebles en la época de recuperación se tiene una capacidad de inmovilizar más dinero que en la primera etapa. Durante esta etapa ya es posible tener un mayor grado de especulación puesto que ya se cuenta con unos ingresos suficientemente sostenibles. Aquí el peso de las acciones lo reduciría al 20% del total de cartera.

Cómo tenemos el 2016? como dije en la pasada entrada que la Bolsa baje es muy positivo para tomar posiciones. Compramos buenas acciones a precios bajos. Veremos cómo evoluciona también el sector inmobiliario pero pienso que será también buen momento para buscar interesantes oportunidades.

Buena semana a todos!

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] sólo en la fase de creación de caja y en las edades más tempranas. Puedes echar un vistazo a esta entrada donde lo comenté con mayor […]

  2. […] sólo en la fase de creación de caja y en las edades más tempranas. Puedes echar un vistazo a esta entrada donde lo comenté con mayor […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *