El objetivo de inversiones para 2016

El tiempo es muy traicionero. A veces tenemos la sensación de que va deprisa y  otras despacio. Pero lo gracioso es que estamos constantemente en un paradigma interno. Nos vemos en el día a día como si el tiempo no pasara. Nos vemos la cara en el espejo y nos vemos exactamente igual que ayer. Sin embargo si miras las fotos de hace un año se aprecian diferencias…

No es cuando revivimos algún acontecimiento que echamos la mente atrás y exclamamos lo de “cómo pasa el tiempo”. Y sí, efectivamente aunque no lo apreciamos en un día, el tiempo sí que pasa rápido.

Ahora es una buena época del año: termina el 2015 y tenemos ya la mente en el 2016. Buen momento para ponerse metas y objetivos para este nuevo año.

Mi consejo: si no lo has hecho empieza a invertir. Es posible que no veas un resultado palpable en un año, pero al cabo de 5 años podrás realmente valorar el avance. Márcate un objetivo asequible para 2016, un objetivo que no te frustre y que con esfuerzo puedas alcanzar.

Dedica el primer mes a convencerte a ti mismo de que quieres conseguirlo. Un mes entero repitiéndote de forma diaria que tu objetivo en mente es conseguir el objetivo que te hayas fijado. Repítetelo durante varios momentos al cabo del día, a ser posible los que definen la rutina. Al subconsciente se le convence por repetición, por eso el tener que repetirnos a nosotros mismo la idea para convencernos… Es nuestra parte emocional y no se la puede convencer razonando. Dedicaré en el futuro más tiempo a hablar sobre este tema ya que una vez convencido veréis que el poder de la mente es mayor de lo que nos creemos.

El día 31 de diciembre crea un registro: anótate en un papel o una nota virtual el objetivo financiero para el primer año. La satisfacción si lo consigues te hará emprender el segundo con más convicción y ganas.

Sobre todo prepárate para convertirte en una persona resolutiva porque con las inversiones vendrán problemas y tendrás que aprender a solucionarlos.

Feliz semana!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *