Tu propio criterio inversor

Llevaba tiempo con ganas de escribir esta entrada, de mis favoritas. Y si tuviera que volver a escribirla dentro de un tiempo añadiría alguna cosa porque con la experiencia siempre voy añadiendo nuevas.

Os voy a comentar sobre la importancia de tener un criterio propio a la hora de invertir. Invertir basándose en las opiniones de los demás sobre algo desconocido es jugar a la lotería. En este mundo de inversionistas, economistas, financieros y sobre todo expertos, porque todos son  expertos, cada uno tiene su opinión… aunque lo malo es que esa opinión cambia constantemente.

La opinión de los “expertos”

Podéis hacer la prueba: los expertos que hacen las recomendaciones semanales en los diferentes medios de prensa sobre acciones.  Si os basáis en las recomendaciones de compra de los expertos tendréis las mismas posibilidades de acertar que la escopetilla de la feria de mi pueblo. Pero lo más simpático es cuando a la semana siguiente veis los análisis de las mismas empresas de la semana pasada y han cambiado totalmente su opinión.

Hay una frase que leí hace mucho tiempo con la que coincido totalmente y decía algo así: “cuando en bolsa uno compra una acción hay otra persona en otro lugar que la vende, y ambos se creen que saben muchísimo y están haciendo lo correcto”.

Conclusiones que me he dado cuenta a lo largo de mis años en el sector:

Cómo tomamos decisiones

Normalmente intuimos los movimientos de los mercados como nos pasa con la climatología. Si vemos que hoy hace calor pensamos que mañana hará un tiempo similar, ya que tendemos a actuar por inercia. Con los mercados ocurre lo mismo, si se observa una tendencia alcista de las últimas semanas por tanto los expertos prevén que la semana siguiente será también alcista…error.

Nadie sabe cómo actuarán los mercados. Los que realmente están en posiciones privilegiadas manejando grandes capitales y con acceso a información podrán posiblemente anticiparse. Pero este tipo de gente no está dentro del círculo de amistades del ciudadano de calle.

Lo que mejor funciona

Actuar a contracorriente. Es decir, basarse en el dicho de vender cuando sube y comprar cuando baja. Siempre que no hablemos de acciones basura veréis como a medio plazo será cuando obtengáis mayores beneficios.

Si alguien quiere darte consejos de inversiones, que al menos, veas con hechos que lo hace bien. Siempre pongo el ejemplo del gimnasio. Si estando en el gimnasio se te acerca un experto a darte consejos y ves que es alguien que tiene mal físico pues no es lo mismo que si te lo dice alguien que tiene un físico espectacular. En el gimnasio es más fácil que las inversiones puesto que los resultados están a la vista… con las inversiones no puedes ver los balances de la gente.

Siempre nos vamos a equivocar.  Si has invertido en algo que va mal, tómalo como una experiencia. El que no arriesga no gana y tampoco aprende. Si te arriesgas y sale mal habrás aprendido más que si aciertas.  Las lecciones que mejor aprendemos son las que nos cuesta el dinero, pero piensa vas estar más preparado y así seguir forjando tu criterio inversor.

Buena semana!

2 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] una entrada de lo importante que es tener tu propio criterio inversor. Esto nos va a ayudar a que todo nuestro entorno no nos condicione nuestra perspectiva […]

  2. […] una entrada de lo importante que es tener tu propio criterio inversor. Esto nos va a ayudar a que todo nuestro entorno no nos condicione nuestra perspectiva […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *