Cuánto valen tus inversiones

Hoy vamos a hacer un ejercicio rápido, que personalmente me gusta bastante para valorar un patrimonio. Vamos a ver cómo hacer una valoración como inversor de las inversiones dependiendo de si son:

Cartera de acciones:

Primero por la cotización de las acciones de la cartera, la cual podemos saber en cualquier momento. Y en segundo término, por la rentabilidad por dividendos. Dicha rentabilidad la obtenemos calculando el total de dividendos obtenidos durante un año y dividiendo ese importe entre el dinero gastado en nuestras acciones (no entre su cotización).

Invetir en acciones conllevan un mayor de riesgo que los inmuebles y por eso debemos ser un poco más exigentes. Es por ello que busco acciones que ofrezcan una rentabilidad por dividendo de al menos el 7% y que presenten potencial alcista a medio/largo plazo.

En futuras entradas veremos cómo estimar ese potencial.

Bienes raíces o bienes inmuebles:

En este caso la valoración dependerá primeramente de la rentabilidad que obtengan por los alquileres recibidos y en segundo término por la valoración aproximada de los mismos.  Y digo aproximada porque a diferencia de las acciones, no podremos saber hasta el momento de venta el precio real que ha pagado el mercado por el bien.

En mi caso, una inversión inmobiliaria por encima del 6% la considero buena, siendo a partir de un 9% muy buena.

El método de valoración que utilizo antes de invertir en un inmueble y poder estimar el precio máximo que pagaría por el mismo es:

Alquiler que ofrece durante un año / 0,06 (mínima rentabilidad exigida) = Precio máximo de compra.

Más adelante hablaremos de cómo estimar ese alquiler anual de una forma más precisa basándonos en información de mercado.

Con estos sencillos cálculos podrás estimar la valoración de tu cartera total a ojos de un inversor.

Feliz semana!