Diferencia entre Trading e Inversión

Puede parecer lo mismo ya que en ambos casos realizamos una misma acción: usar nuestro dinero en el mercado de valores para comprar acciones.

¿Pero cuáles son las principales diferencias entre un trader y un inversor en Bolsa?

El tiempo

Como inversor vas pensando en el medio y largo plazo mientras que un trader siempre piensa a corto. El inversor por tanto lo que pretende es identificar la tendencia y para ello los análisis los haces con un espacio temporal de semanas o meses.

En el caso del trading, los análisis se realizan normalmente en muy corto espacio de tiempo, en muchos casos en el mismo día (operaciones intradía), terminando la jornada con todas las acciones que compró vendidas.

Si piensas como inversor tratas de ver la lógica económica en los mercados y por tanto apuestas a que en el largo plazo el mercado se oriente con la evolución de la economía y de la valoración de la empresa que estás comprando.

Análisis técnico y el fundamental

Cuando hablamos de invertir en Bolsa el análisis técnico es menos importante que el fundamental. El técnico mira las medias móviles, los momentos de sobre venta, sobre compra que tienen lugar en el corto plazo.

En el análisis fundamental analizamos el histórico de la empresa, los planes de futuro, adquisiciones, ventas y cualquier decisión estratégica que pueda afectar a su valoración. El análisis fundamental no tiene en cuenta los factores a corto plazo que enturbian la visión del mercado.

Recibir Dividendos

En el trading poco importa si la empresa reparte o no dividendos dado que normalmente está en cartera poco tiempo. Para un inversor a largo plazo siempre es una variable a tener en cuenta dado que podrá suponer una fuente de ingresos durante el tiempo que permanezcan en cartera.

Aunque este aspecto debe de analizarse con cuidado porque elegir una empresa sólo por el dividendo no significa que a largo plazo tenga una proyección rentable y por tanto interesante para invertir.

Análisis de la situación macro económica

Los ciclos económicos condicionan al mercado y éstos siempre evolucionan y cambian. Hemos salido de crisis, hemos pasado recesiones, épocas de crecimiento… basta con echar un vistazo a la evolución del Ibex en los últimos 20 años:

Crisis del 93, la tecnológica del 2001, inmobiliaria/financiera del 2008…. Sube y baja. Como una ola. Un inversor mira en el momento que está el ciclo y se sube a las empresas que acompañan a dicha evolución.

Invertir en compañías grandes o pequeñas

El inversor que piensa a largo plazo prefiere grandes compañías con históricos más sólidos y un flujo de caja predecible. A estas empresas también se las denominan “blue chips”.

Los golpes económicos a corto plazo en el mercado los soportan mejor y no están tan sujetos a la situación de un país concreto al tener su negocio muy diversificado de forma internacional.

Dedicación

He dejado para el final una gran diferencia que por mi experiencia es la que me ha orientado más al perfil de inversor que de trader y es el tiempo necesario para poder analizar empresas con mayor o menor profundidad.

Hacer trading requiere posiblemente más ocupación diaria y un seguimiento más exaustivo de los mercados y acciones. ¿Es por ello peor? Para nada, sólo que hay que analizar cuál es la situación de cada uno y de ese modo encontrar un método de inversión que le encaje mejor.

En mi caso realizaba una estrategia sencilla pero que me resultó muy efectiva. Si quieres te invito a ver este vídeo donde explico mi método de cómo invertir en Bolsa para principiantes: