2 habitos del buen inversor

Romper rutinas nos cuesta muchísimo, y más si es por necesidad.

Tenemos 24 horas en el día de las cuales la mayor parte se dedica al trabajo activo, ya sea por cuenta ajena o propia. Pasado ese tiempo, tenemos obligaciones y planes personales que nos terminan de ocupar el día.

Sin embargo, hay momentos en los que debemos obligarnos a dedicarlo a desarrollar nuestro perfil de inversor. ¿Y esto por qué? Pues principalmente porque es lo que nos permitirá conseguir la libertad financiera y será lo que nos permita el día de mañana tener un mayor control de nuestra vida.

👉 Hoy vengo a darte 2 hábitos que no te tomarán más de 10 minutos al día y que te ayudarán a comenzar tu carrera como inversor.

Revisar como cierran los mercados

Como sabéis me gusta invertir en Bolsa y tener un conocimiento del mercado a diario.

¿Qué se tarda en abrir la aplicación del  móvil y ver cómo están los valores que tenemos en seguimiento?  Bastante menos que la gente tarda en fumarse un cigarro…  

Descárgate una aplicación en tu móvil de Bolsa (el iPhone trae una por defecto una en sus terminales), y a cierre de mercado echa un vistazo al menos a ver cómo ha cerrado:

  • el Ibex
  • el Dow Jones
  • y las acciones que hayas guardado en favoritos

👉 Una vez que veas el cierre de los mercados trata de ver las principales noticias económicas de ese día. Yo he usado desde siempre invertia pero puedes usar el portal que te guste más. El Marca no 😅

Alta en el Sistema de avisos de inmuebles

Seguramente has visto que tengo una guía para explicarte dónde encontrar oportunidades de inversión inmobiliaria y en uno de los pasos comento lo práctico que es crear sistema de alarmas para que nos notifiquen de inmuebles de nuestro interés

No tienes que llamar a todos los que te lleguen pero haciendo esta práctica estarás mucho más atento a lo que ocurre en el mercado: precios de salida, precios de venta, cantidad de inmuebles que salen nuevos… un montón de información que recibes y que te ayuda a estar en el mercado.

Si pones en práctica estos dos consejos verás que al poco tiempo te sentirás mucho más seguro para profundizar o arrancar con tus primeras inversiones inmobiliarias.