La inflación es el enemigo del ahorrador. Es la contrincante en nuestra carrera financiera, es la “tortuga” que nunca se detiene y lentamente avanza sin parar.

Si tienes ahorros en el banco y no le estás dando ningún tipo de uso a los mismo (desde el punto de vista de inversiones o rentabilidades), lamento decirte que la inflación hace que tu dinero cada vez valga menos.

Hoy vamos a hablar sobre lo que es y sus consecuencias en la economía.

La importancia de la inflación en la economía

La economía rige el bienestar y la prosperidad de un país, ya que, a través de la misma, se mueven todos los elementos económicos que se conocen y dependiendo de cómo evolucionen determinarán la calidad de vida de las personas que viven en dicho país.

En la economía, como en todas las ciencias, existen una serie de conceptos de importancia, y uno de los más importantes es el de la inflación, debido al fenómeno que este supone.

Qué es la inflación

Es uno de los males más temidos de la economía de todo país (aunque necesario), pues representa el aumento en el costo de los bienes y servicios.

También puede interpretarse como una disminución del valor del dinero, pues cuando se presenta inflación en un país, lo que antes se podía comprar o pagar con una determinada cantidad de dinero, ya no es suficiente, por lo que se necesita gastar una mayor cantidad de dinero para conseguir lo mismo.

Si este fenómeno no se mantiene en unas cotas sanas y sube más de lo deseado aparece entonces la hiperinflación, el cual es el aumento desmesurado del costo de bienes y servicios.

En casos más extremos, como la que vienen en países como Venezuela, devaluación del valor del dinero ocurre a una velocidad extrema, pudiendo llegar incluso a fluctuaciones en un mismo día, por lo que es un mal terrible para cualquier economía.

Deflación, el caso contrario a la inflación

El caso contrario, que también es perjudicial, es la deflación, en cuyo escenario el dinero cada vez vale más y los precios por tanto disminuyen. Esta situación se evidencia cuando los productos tienen una disminución en su costo por una menor demanda del mismo, en contraste con una gran producción.

También es un fenómeno perjudicial porque trae la quiebra de empresas, de tal forma que tanto la inflación como la deflación estropean la economía de un país y debe existir una balanza.

Consecuencias de la inflación

Las consecuencias de la inflación son terribles para todos, desde los ciudadanos comunes, hasta los empresarios dado que los trabajadores deberán trabajar más horas semanales para conseguir pagar los mismos gastos que cubrían antes.

Para los empresarios, esto representa un problema muy grave pues no pueden ofrecer seguridad en sus precios, ya que la materia prima o los proveedores aumentan continuamente sus costos.

De esta forma, aumenta el desempleo y la adquisición de bienes y servicios por parte de la población, lo cual también afecta psicológicamente a la población ya que existe un panorama de inseguridad económica en cuanto a los costes lo que se traduce como una disminución de la productividad por parte de los trabajadores.

Qué hacer para combatir la inflación

La inflación NO podemos evitarla, sólo tratar de combatirla y vencerla en su imparable avance. Para ello tenemos que tener inversiones que, al menos, superen la tasa inflación.

¿Pero cuáles son las formas o inversiones que pueden darnos ese retorno?