Invertir en Bolsa o Inmuebles ¿cuál recomiendo?

money and time

Cuando tenemos un pequeño capital ahorrado nos preguntamos: ¿lo invierto en inmuebles o en Bolsa? Ambas opciones son totalmente opuestas ya que tienen sus ventajas e inconvenientes, sin embargo si tenemos la mente a largo plazo siempre te recomendaré las inversiones inmobiliarias.

¿Es recomendable invertirlo a tenerlo ahorrado?

Sin duda. Y aunque al principio siempre nos van a surgir dudas antes de colocar nuestro dinero, sobre todo porque cuesta mucho esfuerzo ganarlo, el tenerlo invertido nos dará una rentabilidad cosa que si lo tenemos en la cuenta corriente no nos dará nada, más bien al contrario, con el tiempo cada vez valdrá menos.

Soy inversor en Bolsa pero siempre tengo preferencia por los bienes raíces de cara a la construcción de un patrimonio sólido que permita alcanzar la libertad financiera a largo plazo. Si quieres ver los tipos y las ventajas y desventajas de las inversiones inmobiliarias te recomiendo este artículo.

7 Diferencias entre invertir en inmuebles y en acciones

Veamos los diferentes aspectos a la hora de invertir en uno u otro y los comparamos:

Importe inicial de entrada

Con las acciones podremos invertir importes más pequeños como 2.000€, 5.000€, 10.000€… nosotros elegimos el importe. Con los inmuebles al contrario ocurren dos cosas:

  • por un lado presentan precios de entrada elevados (comprar un inmueble que merezca la pena como inversión por menos de 50.000€ es complicado).
  • y dependerá de una negociación en donde hasta el final no sabremos el precio exacto que nos costará.

Gastos de compra

Mientras que en la compra de acciones tendremos que pagar unas comisiones a nuestro broker, con los inmuebles cuando compramos hay que pagar el ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales), gastos de registro y notaría que serán un importe muchísimo mayor que las comisiones de compra o venta de acciones.

El ITP es un impuesto autonómico por lo que varía dependiendo de la comunidad, es importante calcularlo bien cuando estimemos los costes de comprar un inmueble.

Valoración actual

Una de las ventajas de las acciones que es en todo momento podemos saber el valor actual de nuestra cartera, el cual cambiará cada minuto (mientas el mercado de valores está abierto).

En el caso de los inmuebles la valoración será el precio que un comprador esté dispuesto a pagar por el mismo. Las tasaciones son meras estimaciones que normalmente están muy lejos del precio real de mercado.

Capacidad de hacer líquida la inversión

Las acciones estando el mercado abierto se hacen dinero líquido en un par de clics. Damos la orden de venta a precio de mercado y en pocos segundos la orden a través del broker se habrá procesado.

Los inmuebles necesitan de un tiempo incierto para venderse que serán de mínimo varias semanas. Desde que se pone a la venta, que haya visitas, que se negocia el precio, se va al notario… un proceso mucho más largo.

Capacidad de generación de caja

Las acciones a corto y medio plazo normalmente tienen una capacidad de hacer dinero mayor que los inmuebles.

Desde el momento en que inviertes en acciones ya está fluctuando la valoración y si están en tendencia alcista en poco tiempo ya estarás con la posibilidad de ganar dinero. Puedes recoger la plusvalía y ya tener ese dinero disponible en un plazo mucho menor que los inmuebles.

Con los inmuebles se tarda mucho más tiempo en ver una variación palpable en los precios y las revalorizaciones son en mínimo varios meses.

Formas de darnos ingresos

Las acciones nos darán dinero pasivo a través de los dividendos y los inmuebles a través de los alquileres. No todas las empresas que cotizan en Bolsa reparten dividendos por lo que os recomiendo buscar aquellas que sí que tengan un calendario de pagos al accionista.

Control sobre las decisiones

Cuando tenemos acciones de una empresa somos accionistas y poco o nada podremos participar a la hora de tomar decisiones sobre la misma como la política de reparto de dividendos, planes estratégicos etc. Si además, una empresa decide no repartir dividendos (como hizo Telefónica), no podremos hacer nada al respecto.

Al ser propietario de un inmueble tenemos más control sobre el mismo. Al final somos nosotros los propietarios y si, por ejemplo tenemos un inquilino que no nos paga siempre podremos echarlo y buscar otro.

Por qué recomiendo invertir en inmuebles

Como vemos son dos tipos de inversiones muy diferentes. Sin embargo, dependiendo de nuestro capital, horizonte temporal y nuestra estrategia de inversión, optaremos por una u otra. 

En mi opinión, a largo plazo la Bolsa no la consideraría como mi opción favorita y me inclinaría por los inmuebles en lugar de, por ejemplo, invertir en dividendos.

La Bolsa no tiene siempre tendencia alcista, no absorbe a inflación con el paso de los años como sí lo hacen los inmuebles.

Las acciones de empresas blue chips se mueven una banda lateral que dependiendo del ciclo macro económico oscilará entre unos máximos y unos mínimos.

Es cierto que en la Bolsa existen valores que siempre han estado subiendo desde los inicios de la empresa, pero son pocos casos y nadie sabe hasta cuándo subirán.

Los inmuebles son ideales como inversión a largo plazo

Con los inmuebles se produce un efecto diferente ya que, aunque oscilan también con los ciclos económicos como ha podido comprobarse en la crisis inmobiliaria, a largo plazo tendrán siempre tendencia alcista.

Es por ello que para el largo plazo recomiendo tener una cartera con mayor peso en inmuebles que acciones.