fbpx

Inflación, qué es y por qué “SE COME” tu dinero

La inflación es el enemigo del ahorrador. Es la contrincante en nuestra carrera financiera, es la “tortuga” que nunca se detiene y lentamente avanza sin parar.

Si tienes ahorros en el banco y no le estás dando ningún tipo de uso a los mismo (desde el punto de vista de inversiones o rentabilidades), lamento decirte que la inflación hace que tu dinero cada vez valga menos.

Hoy vamos a hablar sobre lo que es y sus consecuencias en la economía.

La importancia de la inflación en la economía

La economía rige el bienestar y la prosperidad de un país, ya que, a través de la misma, se mueven todos los elementos económicos que se conocen y dependiendo de cómo evolucionen determinarán la calidad de vida de las personas que viven en dicho país.

En la economía, como en todas las ciencias, existen una serie de conceptos de importancia, y uno de los más importantes es el de la inflación, debido al fenómeno que este supone.

Qué es la inflación

Es uno de los males más temidos de la economía de todo país (aunque necesario), pues representa el aumento en el costo de los bienes y servicios.

También puede interpretarse como una disminución del valor del dinero, pues cuando se presenta inflación en un país, lo que antes se podía comprar o pagar con una determinada cantidad de dinero, ya no es suficiente, por lo que se necesita gastar una mayor cantidad de dinero para conseguir lo mismo.

Si este fenómeno no se mantiene en unas cotas sanas y sube más de lo deseado aparece entonces la hiperinflación, el cual es el aumento desmesurado del costo de bienes y servicios.

En casos más extremos, como la que vienen en países como Venezuela, devaluación del valor del dinero ocurre a una velocidad extrema, pudiendo llegar incluso a fluctuaciones en un mismo día, por lo que es un mal terrible para cualquier economía.

Deflación, el caso contrario a la inflación

El caso contrario, que también es perjudicial, es la deflación, en cuyo escenario el dinero cada vez vale más y los precios por tanto disminuyen. Esta situación se evidencia cuando los productos tienen una disminución en su costo por una menor demanda del mismo, en contraste con una gran producción.

También es un fenómeno perjudicial porque trae la quiebra de empresas, de tal forma que tanto la inflación como la deflación estropean la economía de un país y debe existir una balanza.

Consecuencias de la inflación

Las consecuencias de la inflación son terribles para todos, desde los ciudadanos comunes, hasta los empresarios dado que los trabajadores deberán trabajar más horas semanales para conseguir pagar los mismos gastos que cubrían antes.

Para los empresarios, esto representa un problema muy grave pues no pueden ofrecer seguridad en sus precios, ya que la materia prima o los proveedores aumentan continuamente sus costos.

De esta forma, aumenta el desempleo y la adquisición de bienes y servicios por parte de la población, lo cual también afecta psicológicamente a la población ya que existe un panorama de inseguridad económica en cuanto a los costes lo que se traduce como una disminución de la productividad por parte de los trabajadores.

Qué hacer para combatir la inflación

La inflación NO podemos evitarla, sólo tratar de combatirla y vencerla en su imparable avance. Para ello tenemos que tener inversiones que, al menos, superen la tasa inflación.

¿Pero cuáles son las formas o inversiones que pueden darnos ese retorno?

Los 3 secretos del ÉXITO en tus inversiones

Hablamos de inversiones, de rentabilidad, de búsqueda de oportunidades, nuevos negocios, de conseguir la libertad financiera… ¿pero cuáles son los secretos para tener éxito?

Vamos a hablar de los 3 factores que harán que tu carrera a largo plazo como inversor sea exitosa y que desde el primer momento te ayudarán a tomar tus propias decisiones de inversión.

Tener seguridad en uno mismo

Lo primero es confiar en uno mismo ya que te conviertes en el capitán y máximo responsable. Piensa y convéncete de que estás preparado para comenzar tu aventura inversora.

  • Muchos problemas vendrán pero le daremos solución.
  • Muchos errores cometeremos pero nos harán más sabios.
  • Muchos imprevistos surgirán pero los superaremos con mentalidad positiva.

Saber lo que quieres y a dónde quieres llegar te hará ya tener una gran parte del objetivo conseguido.

Ser constante

Una vez tengas claro el punto anterior viene la parte más difícil pero la que te dará el éxito: la constancia.

Una vez leí una frase que me gustó mucho y decía algo tal que así:

He visto muchos negocios arrancar con mucha ilusión y la mayoría fracasar, sin embargo no he visto ninguno que con mucho trabajo y constancia fracase”.

¿Y cómo podemos describir ser constante? Bueno, básicamente ser tan pesado en la lucha por conseguir tu objetivo que no te importa los problemas que te encuentres por delante, ni lo que la gente te critique, ni la economía, ni Draghi, ni el partido político de turno, ni si la Bolsa sube o baja, ni ninguno de los 1.000 problemas que te encontrarás en tan sólo el primer año desde que inicias tu proyecto.

¿Cómo ejercitamos la constancia?

Hay que trabajar mucho la parte del subconsciente del cerebro que es la parte irracional que te dice que continúes a pesar de que la parte consciente te digas que abandones.

El subconsciente es tan poderoso que estando convencido con una idea por mucho que te digan o expliquen lo contrario no la vas a cambiar.

Pensar a largo plazo

Sólo en el largo plazo veremos los frutos de lo que vamos construyendo a corto plazo. Por ello marcaremos objetivos a corto, medio y largo plazo.

Las inversiones suelen darnos unas rentabilidades que en la mayoría de los casos están por debajo del 10% por lo que para conseguir la libertad financiera tendremos que haber creado un patrimonio lo suficientemente grande.

Conseguir grandes objetivos (y lo de grande o pequeño depende de cada uno), conlleva los tres factores mencionados y se convierte en un esfuerzo muchas veces casi sobrenatural que hace que la mayoría de la gente abandone.

Libertad financiera, qué es y cómo se consigue

Es posible que estés buscando información y ayuda sobre la libertad financiera dado que es el sueño de prácticamente cualquier persona. Hoy voy a hablaros sobre lo que es, cuánto dinero se necesita para alcanzarla y cómo se vive con ella. Vamos a ello!

Qué es la libertad financiera

La libertad financiera se alcanza cuando tus inversiones generan los suficientes ingresos para cubrir tus gastos fijos.

La independencia económica significa cubrir los gastos reales con los ingresos recibidos mensualmente sin tener que trabajar, unos ingresos que permitan cubrir los gastos normales de tu día a día. Ser libres económicamente no es gastar de ahorros puesto que éstos se terminarán en algún momento.

Se consigue cuando la suma de los ingresos pasivos alcanza para vivir de forma tranquila, sin preocuparse por realizar alguna actividad laboral. Los ingresos pasivos son los que se obtienen de los intereses generados en cuentas bancarias, de la inversión en la bolsa, del alquiler de inmuebles, ingresos por patentes o derechos de autor, dividendo de acciones, bonos o negocios.

Es un término es un estado que muchos sueñan poder alcanzar en sus vidas para poder dedicarse a lo que les gusta. Para llegar a ese punto es necesario invertir mucho dinero y suele requerir mucho tiempo. En este blog hablaré a través de artículos de cómo es posible alcanzar la libertad económica mediante un metódico y controlado plan de inversiones tal y como yo he llevado haciendo desde hace más de 12 años.

Para conseguirlo es necesario ahorrar, invertir, aprender de los errores y sobre todo mucha constancia.

¿Cuantos meses podrías vivir sin trabajar?.

Si la respuesta a esta pregunta es de forma indefinida entonces es porque tus gastos están cubiertos por tus ingresos pasivos. Es importante resaltar que es un término que hace referencia a una riqueza de tiempo no de dinero. Cuando un individuo posee esta ventaja no tiene un gran nivel de ingresos pero si tiene en su posesión gran cantidad de tiempo libre. Por lo cual la persona es independiente de realizar cualquier cosa en ese tiempo que es absolutamente libre para ti.

Cómo lograr la libertad financiera

Para lograr dicha la libertad financiera tienes que realizar inversiones que te generen a corto una retribución o rentabilidad de forma mensual. Tenemos que conseguir incrementar al máximo la entrada de dinero cada mes. Dado que el dinero cada vez vale menos lo que debemos hacer es tratar de incrementar los ingresos y tratar de tenerlo siempre invertido.

Lo que hacía en mi caso era invertir cada dos o tres meses todo lo que ahorraba en Bolsa. No tenía dinero en la cuenta bancaria casi nunca y cuando lo hacía lo pasaba de un banco a otro para maximizar el interés que me daban por él. Siempre con el dinero disponible usaba la Bolsa para incrementar los ingresos vía dividendos y especulaba con acciones que al venderlas pasados unos meses le ganase un buen margen por especulación. Paralelamente siempre andaba buscando inmuebles donde invertir y cuando veía uno interesante vendía las acciones para comprarlo.

Para poder hacer un buen plan que te permita llegar a tener la independencia financiera caso tienes que estudiar tu situación actual y las opciones que tienes para incrementar los ingresos. El dinero no se te va a reproducir en el banco, al contrario, en el banco cada vez vale menos. Tienes que establecer estrategias de inversiones que te den rentabilidad.

La habilidad de identificar buenas oportunidades y optimizar los recursos te lo dará la experiencia.

No hay que tener miedo a equivocarse puesto que las equivocaciones nos hacen aprender y gracias a ello mejoramos y nos volvemos más astutos y mejores inversores.

Dentro de tu patrimonio es bueno que diversifiques, o lo que es lo mismo, que no todos tus ingresos pasivos vengan desde el mismo lugar. Tienes que conseguir tener diferentes fuentes de ingresos que te ayudará a minimizar riesgos y aumentar el flujo de dinero. Existen muchas formas de ganar dinero pasivo: negocios, dividendos, intereses, alquileres… Busca siempre y elige las que tengan mayor regularidad.

Los bienes inmuebles son más estables y recurrentes. La Bolsa es más rentable pero con mayor riesgo.

Como se vive sin presión económica

Pues haciendo lo que a uno le gusta. Que dado que vamos a vivir sólo una vez, mejor vivir la vida disfrutando de ella trabajando en lo que te apasiona.

como conseguir la libertad financiera

Hipoteca, préstamos, deudas.. son instrumentos financieros que hay que manejar con cuidado. La gente corriente toma préstamos y decide dónde colocar su dinero sin tener ni formación ni experiencia en inversiones. Esto ocasiona que dediques toda tu vida a un trabajo que no te gusta sólo por el dinero ya que lo necesitas para poder pagar tus préstamos.

Con la libertad financiera no tienes que preocuparte de todo esto. Puedes llevar una vida más tranquila y disfrutar cada día sin la presión económica que supone trabajar por dinero.

Lo mejor de todo, o por lo menos desde mi opinión, es que cuando ya eliminas la presión financiera y te dedicas a lo que te gusta podrás hacer más dinero que sin la obligación económica. Siempre he pensado que una persona da su máximo potencial cuando hace lo que realmente le apasiona. Esto implica no trabajar por dinero, cosa que personalmente nunca lo he hecho.

Cuando no me gustaba un trabajo buscaba otro que me apasionara. No negociaba mi sueldo ya que buscaba la realización y la ilusión antes que la nómina. Trabajar por dinero, especialmente si estás por cuenta ajena, puede que si no te gusta lo que haces tengas un sólo día de alegría al mes: cuando te ingresan la nómina.

Es por ello que si trabajas en lo que te gusta darás lo máximo de ti y por tanto conseguirás muy posiblemente mejores resultados en tu desempeño. Fruto de ello te promuevan o te incrementen el sueldo.

La gente no trabaja mejor por pagarte más.

Vivir con libertad financiera es vivir con tranquilidad y mucho tiempo libre.

Qué es inversión y cómo optimizar tus recursos

Invertir consiste en colocar dinero a cambio de una rentabilidad y/o revaloración del dinero invertido.

Si tienes capacidad de ahorro entonces lo mejor que puedes hacer con el dinero es invertirlo, no gastarlo en cosas inútiles que se deprecian.

La inteligencia financiera consiste en saber cómo ganar dinero y dónde invertirlo. Podemos crear nuestro negocio, tener un trabajo por cuenta ajena, ganar dinero extra trabajando desde casa y aprender a ahorrar. Sin embargo el ahorro no nos bastará para llegar a la libertad financiera puesto que el dinero ahorrado nos dará una bajísima rentabilidad vía intereses bancarios y ese tipo de crecimiento es muy lento y frustante.

En la inversión es necesario buscar vías donde ese ahorro se multiplique y en amigo inversor hablaremos principalmente de invertir en bolsa y en bienes raíces. Haciendo una metodología de inversiones acertadas y repitiéndolas en el tiempo durante años conseguiremos nuestro objetivo: crear un patrimonio que nos genere muchos ingresos pasivos.

Cuánto dinero hay que invertir para ser libre financieramente

Esta pregunta es bastante frecuente: ¿cuánto dinero necesito ahorrar para tener libertad financiera?

capital necesario libertad financiera

Esta pregunta en realidad no es del todo correcta ya que normalmente la gente se piensa en hacer una gran “bolsa de dinero” e ir gastando de ella a modo de jubilación.

No se trata de juntar mucho dinero para luego gastarlo. Se trata de ir ahorrando e invirtiendo la mayor cantidad de dinero posible cada mes para que los ingresos que nos proporcionen cubran los gastos de la vida que queremos tener. Esto ya de por sí es una variable para cada persona y para cada estado en la vida en la que nos encontremos.

Posiblemente con 20 años con 1.500€ al mes cubriríamos nuestros principales gastos. Con 30 años puede ser 3.000€ y con 40 pues 4.000€… Depende del coste actual de vida el cual está condicionado por el sitio donde vivimos (no es lo mismo los gastos de vivir en Barcelona que en Granada), y el nivel de vida: colegios, vivienda, coche, viajes, etc.

Cálculo rápido del patrimonio necesario para alcanzar la libertad financiera según nuestro coste de vida

¿Cuánto dinero necesito cada mes para poder ser libre financieramente? ¿Cuánto patrimonio necesito?

Lo calcularemos de la siguiente forma:

Suma de costes fijos mensuales x 12 meses / 0.05*

*suponiendo un 5% de rentabilidad neta de media que sacamos a nuestro patrimonio como mínimo

Ejemplo para un ingreso pasivo de 2.000 euros:

2.000 x 12 = 24.000€ / 0.05 = 480.000€

¿Imposible? Para nada, y más teniendo en cuenta que hacemos el cálculo sobre el 5%.

Pero no pensemos que el camino para llegar a dicha libertad es estar toda la vida ahorrando hasta llegar a esa cifra (nos puede tomar más años de los que vivamos). Ya que como he mencionado el plan es ir invirtiendo los ingresos que nos generan como si de una bola de nieve se tratara. Es lo que se denomina interés compuesto.

A más nieve la bola se hace más grande y la propia inercia de la bola hace que crezca más rápido lo que nos hará ir despacio los primeros años pero muy rápido pasados 10 o 15 años.

Como registrar una marca cómodamente desde casa

como registrar una marca

Dada mi experiencia propia os quiero explicar cómo se puede registrar una marca en unos sencillos pasos cómodamente con vuestro ordenador.

Los más observadores se habrán dado cuenta que Amigo Inversor a partir de hoy muestra el icono de registro de marca “®”· Hoy os voy a explicar cómo realizar el trámite por nosotros mismos a través de la OEPM. Os tomará entre 1 y 2 horas completarlo.

Uno de los pasos normalmente olvidados en el arranque de un proyecto o negocio es el registro de la marca comercial. Esto ocurre con muchísima frecuencia a pesar de su importancia. También es bastante sorprendente que existen numerosas empresas que aún llevando años con la actividad siguen con su marca sin registrar. Esto conlleva un altísimo riesgo para la protección de nuestro proyecto puesto que tener la marca registrada presenta numerosas ventajas.

Los 5 pasos para el registro de nuestra marca en España

Este trámite no toma mucho tiempo y podremos hacerlo nosotros mismos a través de Internet. También es posible hacerlo a través de numerosas agencias que pueden hacer el trámite por nosotros lo cual lo recomiendo para los que tengan poco tiempo. Comenzamos. 

1. Análisis de marcas ya registradas

Tendremos que verificar si existe alguna marca igual o similar registrada previamente. Para ello utilizaremos el siguiente enlace:

COMPROBADOR DE MARCA DE LA OEPM

En esta página vamos a comprobar si existe ya alguna marca española o internacional con efecto en España ya registrada que tenga denominación igual o parecida a la nuestra. Para ello utilizamos los espacios de la derecha y escribimos la marca que queremos registrar. Dejamos los campos de la izquierda por defecto. Si no existe ni marca española ni marca internacional con efecto en España nos indicará el mensaje de “No se han encontrado resultados para los criterios de búsqueda indicados.” Vemos que no hay marcas iguales pero habrá que analizar si existe similitud con alguna ya existente. En caso de que exista una marca ya registrada nos aparecerá su ficha. En este caso anotaremos la clase o clases de Niza en la que está registrada para cuando lleguemos al paso 2.

Para la búsqueda de marcas con alguna similitud haremos el siguiente ejercicio. Utilizaremos los campos de la izquierda para cambiar el campo denominación y en lugar de “contenga” utilizaremos “comience por” o “acabe en” con la palabra o palabras que queremos registrar. Si por ejemplo quisiéramos registrar la marca “Animatrix Sound”. Vemos que no existen resultados previos, buscaremos marcas que empiecen por “anima”, “ani” o similares y que terminen en “sound”, “atrix” etc. Ya que es importante ver si, aunque no haya una marca exactamente igual puede llevar a confusión por el parecido.

Al mismo tiempo pensaremos de forma fonética la pronunciación de la marca de tal modo que buscaremos marcas que suenen fonéticamente parecido. La similitud de pronunciación aún siendo diferente en letras también podrá ocasionar la oposición de una marca y el posible rechazo de nuestra solicitud.

Por tanto en este paso 1 será el que más tiempo pasemos antes de comenzar el registro para asegurarnos de limitar el riesgo de oposiciones de marcas ya registradas.

2. Selección de la clase de Niza

Todas las actividades comerciales están recogidas en lo que se denomina “Clasificación de Niza” la cual es un documento vivo que se va actualizando y en 45 clases recoge todas las posibles actividades en donde encasillar nuestro proyecto o negocio. Para ver en cual o cuales clases de Niza tenemos que registrar nuestra marca utilizaremos el siguiente enlace:

CLASIFICACIONES DE NIZA

Aquí nos iremos al campo que indica “palabras” y utilizaremos las palabras que estén relacionadas con nuestro negocio. Por ejemplo si queremos registrar una marca que será un negocio de venta de ropa y calzado escribiremos “ropa”, “calzado” etc. Iremos viendo cuál es la clase de Niza que más se repite y nos muestra las diferentes opciones para ropa o calzado: fabricación, distribución etc. Si vamos a tener actividades diferentes con una misma marca es posible que tengamos que elegir más de una clase de Niza. Aquí lo importante es poner las palabras clave relacionadas con la actividad y así modo sabremos cuál o cuales elegir. Hay que tener en cuenta que cada clase que añadamos nos subirá el precio del trámite. Mejor estar seguros de que realmente necesitamos registrar esa marca en la clase de Niza que corresponda sin poner de más.

Aquí a veces surge una duda. Si en el paso 1 hemos visto una marca ya registrada como la que queremos registrar pero es de una clase de Niza diferente NO HAY PROBLEMA de oposición. Por tanto podremos registrarla aun llamándose de la misma manera.

  • Formulario de registro: una vez hecho el trabajo de los dos puntos anteriores ya estamos listos para comenzar el trámite. Deberemos descargarnos el formulario (Solicitud_Electronica_Signos_Distintivos) desde aquí:

DESCARGAR FORMULARIO DE REGISTRO

Una vez descargado lo abrimos con la última versión del Adobe Reader. Vamos a ir completando los campos siguientes:

    • Tipo de Marca o Nombre comercial: seleccionamos Marca de productos o servicios.
    • Datos del solicitante: apellidos, nombre etc. Aquí importante indicar si hay más de un propietario en cuyo caso habrá que indicar el porcentaje de propiedad. En caso de ser unipersonal hay que dejarlo en blanco. El resto de datos es donde nos podrán contactar para posibles notificaciones. Recomiendo poner los campos de correo electrónico e indicarlo como medio de notificación preferente. En Datos del representante: aquí dejamos el solicitante no está representado.
  • Reproducción y datos del distintivo: Aquí deberemos de indicar si sólo registramos la marca por su nombre (seleccionamos denominación estándar). También le queremos añadir algún logotipo gráfico (seleccionaremos mixto). En Denominación indicaremos lo más importante, el nombre de la marca. En la parte derecha añadiremos el gráfico, el logotipo que en el formulario se denomina “Distintivo”.  Es importante dimensionarlo a las medidas que indican de máximo 945 (Alto) x 1417 (ancho). En el caso de que el logotipo no tenga las palabras de la marcas habrá que escribirlas junto al logotipo. Si el logotipo tuviera unos colores que lo identifiquen  los indicaremos en la parte izquierda “verde”, “rojo” etc. El resto de casillas las dejamos como están.
  • Lista de productos o servicios: aquí seleccionaremos la clase o clases de Niza que hayamos identificado del paso 2. Recuerdo que conforme más clases tengamos el precio será mayor. En esta página marcar la casilla de “deseo recibir el resguardo de la presentación de la solicitud por correo electrónico”. Guardamos el archivo y ahora ya lo tenemos listo para presentar.

3. Presentación telemática

Una de las ventajas para este trámite de registro de marca es que no necesitamos el certificado electrónico. Por tanto sólo necesitaremos el ordenador, el formulario y una tarjeta de crédito. Ya completado el formulario iremos de nuevo a la siguiente página. Pincharemos en “Envío”:

PRESENTACIÓN FORMULARIO DE REGISTRO

En caso de que hubiera algún error en el formulario de forma (no de formato) nos avisaría antes de pasar a la pasarela de pago. Ejemplos: campo obligatorio sin completar, la dimensión de la imagen etc. En caso que esté correo nos dará la opción de pago la cual recomiendo por tarjeta de crédito. Una vez se haya hecho el pago pulsamos en “Volver”. A los pocos segundos recibiremos el resguardo y la confirmación de solicitud por correo electrónico. Las tasas de registro de marca se actualizan cada año.

4. Verificación

A las 24-48h podremos ya tener visible la solicitud de marca en la OEPM buscándola aquí:

VERIFICAR ESTADO DE MARCA

Al poner en el buscador nuestra marca ya aparecerá en proceso de registro. Si pinchamos en el número de referencia tendremos los detalles de los pasos y fechas en el que se encuentra el proceso de registro. La duración del proceso de registro de marca puede rondar entre 4 y 6 meses desde su presentación. Existen hasta dos meses una vez desde la fecha de su publicación para que haya oposiciones a nuestro registro. Si hemos trabajado bien el punto 1 y 2 no deberíamos de tener complicaciones con terceros.  Ya estando en el proceso de registro la marca ya podrá tener cierta protección por si alguien empieza el trámite con la misma marca.

 5. Seguimiento

El último paso será el de hacer seguimiento al proceso. En caso de no tener notificación de oposición no tendremos noticias de la OEPM hasta pasados 4-6 meses. Nos llegará entonces el certificado que nos otorga/deniega el derecho de propiedad de la marca. Esta propiedad tiene 10 años de duración y podremos renovarla por otros 10 años antes de su vencimiento (la OEPM nos notificará con antelación). Durante este paso es probable que recibamos en nuestro domicilio diferentes cartas de agencias externas. Nos ofrecerán su servicio de custodia o incluso un pago para poder proceder con el proceso de registro.

NO HAGÁIS CASO A ESAS CARTAS SON UN TIMO.

La mayoría son engaños y timos. Estas empresas utilizan el domicilio indicado en el formulario de registro para escribirnos y hacernos creer que son organismos vinculados a la OEPM.

Espero que este artículo os sirva de ayuda y os anime a proteger vuestra propiedad intelectual. Es el activo más importante del negocio. En caso de que no queráis hacerlo por vosotros mismos antes existen numerosas agencias que realizan el trámite y por poco dinero.

Ventajas de tener una marca registrada

    1. Cesión parcial: cuando la marca ya nos pertenece ésta se convierte en un bien intangible que puede utilizarse para diversos fines. Pensando en términos de negocio es posible utilizar la marca para ceder los derechos de imagen a cambio de una cantidad económica. Esto sería como si “alquiláramos” nuestra marca. Un ejemplo de esto puede ser las franquicias. El franquiciado hace uso de una marca “prestada” en su establecimiento a cambio de una serie de royalties.
    1. Protección legal: al tener la marca registrada contamos con una protección legal por el uso de la misma de manera no autorizada ante terceros. De poco nos vale quejarnos de que alguien está utilizando nuestra marca de negocio si no la tenemos registrada. Existen diferentes artículos muy interesantes que hablan sobre tema. Os recomiendo leerlos para saber los riesgos que asume un tercero cuando hace un uso indebido y sin autorización de una marca registrada.
  1. Cesión total: Posiblemente la más importante pensando en un futuro. La propiedad de la marca puede traspasarse a otra persona o empresa al igual que un dominio. Es decir, podremos vender la totalidad de la marca. Esto que parece obvio en un traspaso de negocio cuando la marca no está registrada no nos garantiza que estemos realmente adquiriendo esa marca. El que adquiere una marca registrada tiene las garantías de que posee la propiedad de la misma en todo el país.
  2. Cobertura nacional: en relación con el punto anterior al tener la marca registrada en la OEPM podremos contar con protección en todo el país. Eso nos protegerá por si decidimos expandir nuestro negocio a nuevas ciudades a través del modelo de franquicia. Existe la posibilidad de realizar un registro de marca a nivel Europeo. Sin embargo recomiendo inicialmente el proceso a nivel de España por su mayor sencillez y riesgo de aprobación.
  3. Distinción: podrás indicar tanto en el texto como en el logotipo la distinción “®“. Ésta es opcional pero ter permitirá que terceros vean que tu marca está registrada. Esto da un grado de mayor profesionalidad a nuestro negocio dado que transmitimos imagen de empresa más seria.

Existen más ventajas pero las cinco que considero más importantes son las mencionadas arriba.

Cual es El Mejor momento para invertir

Cada vez es más frecuente que en conversaciones coloquiales se hagan comentarios de cómo está la bolsa, o el paro, o la economía, déficit etc, y que en ese momento “es un buen momento para colocar los ahorros”.  La mayoría de la gente que comenta no ha invertido nunca, pero han leído o escuchado de algún conocido que es muy bueno que le ha dicho que hay que aprovechar la ocasión. Es difícil identificar con exactitud en qué y sobre todo cuándo es un buen momento para invertir. Sin embargo sí que hay varias pautas que nos pueden ayudar a dimensionar tanto el nivel inversión que queremos hacer como a escoger el mejor momento. Analizando los tres conceptos que vamos a comentar hoy incrementaremos las probabilidades de que nuestras inversiones sean más exitosas.

Los tres factores principales que tendremos que analizar para precisar el momento idóneo son la situación macroeconómica, la situación propia del producto en el que vamos a invertir y sobre todo la situación personal. Vamos a analizar cada uno de ellos con mayor detalle.

Situación macroeconómica

Todo son ciclos económicos y la situación a nivel macro que nos rodea tendrá un gran impacto sobre todo a medio y largo plazo. Para la explicarme mejor utilizaré un símil que me ayude a clarificar el concepto: navegar con un barco por el océano.

La situación macroeconómica se correspondería en nuestro ejemplo con el océano. Éste cambia según determinados factores atmosféricos pasando desde la más tranquila calma a tener grandes tempestades y tormentas marinas. Esto nos condicionará bastante dado que aunque hayamos invertido en un producto muy bueno, pongamos un gran barco potente y seguro, nuestra velocidad y rendimiento del mismo se verá influenciado por las situaciones adversas. En caso contrario y a nuestro favor, puede que la misma marea nos empuje hacia nuestro objetivo lo cual nos hará llegar antes y con más éxito.

¿Pero cuándo es una situación favorable a nivel macro? Pues en mi opinión y al contrario de lo que normalmente se piensa, es cuando existe el peor de los temporales ya que la entrada y acceso a productos de inversión, son más atractivos que cuando hay buena situación macro.

En las operaciones que más éxito he tenido han sido aquellas que como inversor he colocado capital a contracorriente del resto del mercado, esto es, aplicando el dicho de “compra en pánico y vende en euforia”. Tomando como ejemplo el reciente referéndum de Inglaterra y su famoso “Brexit” esta noticia de calado macro tiene un gran impacto en los mercados. ¿Se nos abre por tanto un buen momento a nivel macro? Por supuesto. ¿Y esto cómo lo identificamos? Pues el primer indicio es que todos los mercados se vienen abajo, y aquí es donde vemos el mencionado “pánico”.

Sin embargo, es importante ver si esto se trata de una circunstancia temporal o hablamos de algo más duradero. Es lo que llamaríamos una tendencia a la baja, pero a nivel general. Esto lo sabremos identificar cuando llevemos cierto tiempo siguiendo y analizando el mercado. También siguiendo las noticias macroeconómicas no sólo del país, también a nivel de continente y a nivel mundial. Este es el primer paso en la creación de hábitos de inversor ya que una vez estás interesado en invertir, ya sea en la Bolsa, en invertir en bienes raíces o cualquier tipo de derivado financiero, deberás de interesarte en el entorno económico que te rodea. Por ello siempre recomiendo estar al menos 6 meses haciendo un seguimiento del mercado, de las noticias macro y micro económicas, analizando determinadas acciones antes de invertir un euro en algo. Gracias a estos seis meses de periodo de análisis y seguimiento sabremos identificar mejor la tendencia del mercado.

Por tanto en las situaciones económicas macro que son favorables, esto es repito, en circunstancias donde realmente los datos económicos son malos y por tanto se produce una crisis o periodo de recesión habrá que estar alerta y pensar que estamos en un periodo óptimo para empezar o seguir colocando capital.

Situación del activo en el que vamos a invertir

El segundo factor importante para identificar si estamos en un buen momento para invertir nos lo dirá el propio producto que estemos analizando. En el caso de las inversiones en Bolsa es algo más sencillo que con los bienes raíces. Esto se debe a que las valoraciones de las acciones están marcadas por los mercados y podemos tenemos más información cuantitativa que analizar. Podremos ver el PER, el BPA, estimar la rentabilidad anual por dividendo, su histórico de valoraciones y un montón de datos que nos indicarán a nivel técnico el potencial de dicha acción. Sin embargo y hablando de las acciones habrá que tener un análisis fundamental de las acciones que nos interesan, esto es, un análisis de la información de la empresa que nos dará indicaciones de proyecciones futuras: los planes estratégicos para los siguientes ejercicios, las posibles fusiones con otras empresas, la situación de sus diferentes negocios etc. Este tipo de análisis de hecho es más importante para un inversor que el técnico. ¿Entonces cómo sabemos identificar cuándo es el mejor momento para invertir en acciones o bienes raíces? En el caso de las acciones es cuando vemos que los datos más relevantes de la acción nos indican que está la acción “barata” y al mismo tiempo cuando vemos que el análisis fundamente nos hace pensar que su proyección a futuro será a mejor.

En el caso de los datos que analizo principalmente son:

  1. El PER: este indicador nos dice las veces que el BPA (Beneficio por acción) está contenido en el precio. Un valor en de 10 o menor es un indicativo de que la acción puede estar a muy buen precio. El BPA se calcula dividiendo el beneficio de la empresa entre el número de acciones que la componen.
  2. Rentabilidad estimada por dividendo: aquí vemos el importe abonado en un año en dividendos y lo dividimos entre el precio de la acción. Esto nos dará un porcentaje directo en rentabilidad. Aquí hay que acompañar de análisis fundamental ya que habrá que ver si por ejemplo la empresa tiene planes de reducirlo o eliminarlo. Por ejemplo el Banco Santander estuvo abonando 0,6€ por acción anual pero lo ha disminuido a 0,2€.
  3. Análisis de su gráfico histórico: aquí vemos los máximos y mínimos del valor. Vemos los cambios de tendencia que tuvo y analizamos sus factores. Aquí es donde cobra importante el hacer ese seguimiento a diario de las acciones en las que nos interesa invertir. Yo personalmente sigo 8 acciones y de ese modo tienes más conocimiento de su pasado, las noticias que más le afectan, los cambios macro que le perjudican o benefician etc.

Para el análisis fundamental tendremos en cuenta elementos más teóricos o esperados ya que siempre hablaremos de futuros. Vemos si la empresa tiene planes de reducir sus activos (por ejemplo Telefónica que en su plan de hace unos años se propuso quitarse activos para reducir su deuda). Analizamos si la empresa tiene planes de expansión internacional etc. Un buen ejemplo de análisis fundamental es Repsol la cual presentó un plan estratégico precisamente con todo el revuelo de la crisis del petróleo. Toda esta información nos dará que pensar y estimar el potencial de la acción a medio y largo plazo.

Por tanto en el caso de las acciones nos bastará con analizar los datos que he mencionado antes junto su estimación de futuros teniendo en cuenta sus planes y los factores que puedan afectarle más. Para esto como he dicho es mejor enfocarse en determinados valores para seguirlos a diario y ver sus principales datos, planes etc. En un próximo artículo comentaremos con mayor profundidad y con ejemplos el cómo comprar las acciones en su mejor momento.

Para el caso de los bienes raíces el mejor momento para invertir nos lo indicarán tres factores principalmente:

  1. Situación del sector: antes de invertir en un inmueble debemos de estar en conocimiento de cómo está el mercado inmobiliario. Al igual que en la Bolsa debemos tener un conocimiento de la tendencia del mercado a nivel macro y también a nivel micro. Cuando todo el sector inmobiliario cae nos da una situación favorable (como en la Bolsa), pero esto al final también dependerá de la propia ubicación del bien puesto que unas zonas sufren estas caídas más que otras.
  2. Estado del bien: La situación del inmueble nos dará un indicativo de si es buen momento o no. Esto se debe a que si está en una situación de embargo, con dificultades para su alquiler por disponer de un inquilino de renta antigua o cualquier elemento de este tipo, hará que pueda descartarse aunque a priori lo hayamos considerado como interesante.
  3. Ubicación: La primera regla que digo antes de invertir en bienes raíces es que “hay que conocer el mercado donde se invierte”. Es por ello que recomiendo comprar en ciudades que uno conozca bien, que normalmente es en la cuidad donde uno reside. Esto es porque los barrios, los cambios que pueda haber en la ciudad que afecten a los inmuebles como obras, tráfico, inversiones en patrimonio cultural etc afectarán a la inversión y esta información uno la recibe cuando está en el propio mercado.

 Situación personal

Por último y no por ello menos importante tenemos la propia situación personal en la que nos encontramos antes de invertir. Esto es en gran medida está muy ligado a los otros dos factores anteriormente mencionados y es que puede darse el caso de que nos encontremos con una situación macroeconómica excelente, un producto muy atractivo y nuestra situación personal no nos acompañe: bajos ingresos, no disponer de capital, incertidumbre profesional, edad… No existe una situación perfecta a nivel personal y más teniendo en cuenta que la vida cambia muy rápido, pero en líneas generales recomiendo:

  • Empezar lo más joven posible y sin tener cargas preferiblemente.
  • Cuando exista una capacidad de ahorro mensual relevante: al menos el 40% de los ingresos.
  • Cuando nos encontremos con una situación de ingresos lo más estable posible.
  • Disponer de una aversión al riesgo y mente un poco de mente fría.

Resumen

Lo ideal para ganar más es aprovecharnos de la situación macroeconómica y como he mencionado antes, ir en contra del resto del mercado.

  1. Cuando veamos que los mercados están en tendencia bajista y las portadas de los periódicos hablan de grave crisis: recomiendo comprar acciones (pero las que estemos haciendo seguimiento, no de las que no conocemos).
  2. Cuando vayas caminando por la calle y veamos más pisos y locales comerciales en venta que de alquiler: es otra buena señal de entrada.

 

Más adelante iremos analizando paso a paso cómo seguir mejorando la elección del momento de inversión y os comentaré casos reales de éxito que he tenido para que puedan de servir de ejemplo.

Feliz semana!

Prepárate para comenzar a invertir

Definiría estas tres acciones como imprescindibles para seguir evolucionando ya sea como perfil de inversor y simplemente como mejora profesional. Las acciones que menciono son propios de la madurez de una persona pero conforme más jóvenes seamos y las practiquemos con frecuencia nos ayudará a avanzar más rápido en nuestros objetivos.

Mejora tu situación económica

Si permanecemos sin hacer cambios con el paso de los años la visión será la misma ya que permanecemos en la misma posición. Ganar altura profesional y de negocio hará que tu visión se amplíe y te permita ver más horizonte. El ver más lejos te da mayor perspectiva de las cosas y podrás disponer de más y mejor información para valorar y decidir. Si estás trabajando por cuenta ajena trata de promocionarte ya sea en la misma o en otra empresa. Si tienes tu propio negocio amplía a nuevas líneas de negocio y amplía horizontes (mercados, Clientes etc). En una misma línea que te permita avanzar hacia los objetivos marcados pero realizando cambios.

Observa y busca oportunidades

Mayor visión, mayor información. Ahora que tienes mayor altura posiblemente tengas factores que antes no contemplabas a la hora de tomar una decisión, y los que tenías, ahora que lo ves desde otra perspectiva, puede que ya tengan otro carisma. El observar antes de tomar una decisión no se trata de cantidad si no de fijarse en lo que es realmente importante. Esta capacidad de observación la vamos mejorando con el paso de los años y conforme más interacciones tengamos en lugares nuevos y con más personas.

Respira antes de tomar una decisión de invertir

Antes de contestar, antes de decidir, antes de dar un paso adelante… respira varias veces. Si bien es cierto que en las inversiones hay riesgo, incertidumbre que por mucho que respiremos no va a cambiar, estaremos más convencidos de la decisión que tomemos desde el punto de vista racional si nos tomamos varios minutos, horas o incluso días antes de elegir una opción. Mucha gente lo llama trabajar la paciencia, y realmente es así.

La propia experiencia de la vida nos aporta mayor conocimiento de estas acciones, y aunque que en la juventud uno actúa de una forma más emocional e impaciente, si practicamos y perfeccionamos nos ayudará a ser mejor inversor. El inversor por sí sólo no es nada, siempre hay interacción con más agentes en todo el proceso por lo que este tipo de aptitudes nos ayudarán a mejorar.

Feliz semana!

La cultura del pelotazo

Forma parte de nuestra cultura… nos encanta pensar en pegarnos el pelotazo, un negocio que nos haga millonarios en poco tiempo, que nos toque la lotería…
¿Por qué pensáis que el Gobierno el negocio que tiene más rentable es el de la de sorteos y loterías del estado? Porque nos gusta ilusionarnos pensando que vamos a conseguir todo por arte y magia. ¿Sabéis cuál es la posibilidad de que os toque el Eurromillón? Podéis consultarlo en la misma web.  Siempre he pensado que no conseguiría el objetivo de libertad financiera por este camino y es por ello que comencé a invertir desde joven.

La lotería es la vía rápida para retirarse

El objetivo del que juega la lotería es poder vivir sin tener que trabajar. Sin embargo para las millones de personas que no le toca existe la posibilidad de invertir e ir consiguiendo el objetivo de forma progresiva. También existen muchas personas exitosas que crearon un gran patrimonio gracias a que crearon negocios rentables que les permitió disponer de una gran cantidad de dinero y por tanto el poder invertir para conseguir el objetivo de la libertad financiera.

Mejor invertir a largo plazo

En mi caso me incluyo dentro del grupo de personas que creo que nunca acertaré la quiniela, o me tocará el gordo y ni mucho menos el Euromillón. Soy de los que piensan que el destino se lo forja cada uno independientemente de la cantidad de buena o mala suerte que se tenga. A mayor esfuerzo y compromiso más “suerte” se consigue. El trazarse objetivos financieros nos marca una gran diferencia en el largo plazo. Y hablando de objetivos financieros me recuerda a al entrada de comienzos de año sobre la importancia de fijarse objetivos. Ya ha pasado el primer trimestre de año y es buen momento para evaluar si vamos por buen camino para conseguir los objetivos planteados para 2016. Si todavía no te marcaste ninguno aún es buen momento para planificar 2 o 3 objetivos que te hagan avanzar y no dejar pasar un año estando en el mismo sitio.

Feliz semana!

Compartir conocimiento te hace adquirir más conocimiento

Siempre que tengamos ocasión y estemos en el foro apropiado puede ser muy nutritivo el compartir nuestro conocimiento, alguna idea o simplemente comentar alguna noticia referente a las inversiones.

Ya comenté en la primera entrada del blog la importancia de tener nuestro propio criterio inversor, pero siempre es positivo estar abierto a cosas que nos pueda aportar nuestro entorno. La decisión de invertir nuestro dinero dependerá en última instancia de nosotros y asumiremos dicha responsabilidad, pero el decidir es el último paso de un proceso de recopilación de información, análisis y estudio.

Conversaciones sobre bolsa

Unas de las conversaciones más amenas es compartir información sobre empresas interesantes que cotizan en Bolsa y pueden suponer una oportunidad de invertir. Empresas que quizá no teníamos en el radar como interesantes pueden ser estudiadas a raíz de una recomendación de un conocido que también esté interesado en las inversiones.

Otra forma también interesante de compartir conocimientos es a través de foros y blogs. Sin embargo esto presenta un mayor riesgo para el inversor novato dado que puede tomarse como una referencia errónea y tomar decisiones en base a ella. Por lo que he podido ver especialmente en los foros ocurre algo similar a los expertos que hacen sus valoraciones en los medios, es decir, fallan más que aciertan. Si basásemos nuestras decisiones de compra en las valoraciones de los expertos que indican comprar, mantener o vender lo más probable es que perdamos.

Donde compartir información sobre inversiones

Los foros es un lugar excelente para leer valoraciones y opiniones de los usuarios pero por el hecho de que recomienden varios determinada acción no debe tomarse como una referencia válida. Hay que hacer un estudio y seguimiento siempre antes de invertir en acciones. Además, habrá que tener en cuenta el perfil de la persona que compra acciones: ¿es un inversor o trader? En otra entrada comenté la diferencia de invertir en acciones (donde principalmente estamos enfocados en el medio y largo plazo), y el trading donde predominantemente se hacen operaciones a corto.

Por tanto siempre que podamos aprovechemos para comentar sobre inquietudes que tengamos en Bolsa, inversiones en bienes inmuebles, derivados, fondos etc. Te sorprenderá la cantidad de personas que invierten en acciones (o fondos) en tu entorno y no lo sabías.

Feliz semana!

Cómo evoluciona el perfil de inversor dependiendo del momento

Los planes importantes son a largo plazo. En mi caso, mi plan siempre ha sido el tener inversiones que me permitieran trabajar por placer y no por obligación.

En nuestro plan, una variable a tener en cuenta es la situación económica en la que nos encontramos ya que nos afectará bastante en el avance de dicho plan. Es decir, en situaciones de crisis habrá diferentes elementos a momentos de bonanza y crecimiento económico. La liquidez, el ROI, la rentabilidad… son variables que cambian en donde invirtamos dependiendo del ciclo económico en el que nos encontremos.

En mi caso comencé en 2007: Pleno auge económico y año en donde el IBEX gozaba de una salud espléndida estando en máximos. La mayoría de las empresas reportaban record históricos de ventas y, aunque problemas había, la mayoría de los negocios estaban funcionando adecuadamente. Todo iba para arriba y por ello la gente pensaba que todo iba a subir eternamente. Fue justo el año siguiente cuando comenzó la crisis y los problemas que todos conocemos. Pero recordemos que son ciclos económicos y por ello no hay que pensar en las crisis que siempre irá para abajo.

Fases de la vida de inversor

Dadas las circunstancias y previendo al menos 5 años de bajadas (basándome en la última crisis del 2001) estructuré mi plan en tres etapas las cuales cada una de ellas tendrían un periodo de duración entre 5 y 8 años.

A. Primera: Liquidez. En los periodos de crisis la gente invierte en bienes seguros, como por ejemplo el oro. La gente pierde los trabajos, las empresas venden menos, entra el miedo en general y los inversores retiran y buscan refugio para su dinero. Dada la situación, los bancos comienzan a reducir el dinero en circulación y se produce una reducción de la liquidez en el mercado. Los precios tienden a bajar precisamente porque hay menos compradores con dinero que puedan pagar dado que la gente tiene menos capacidad de pedir préstamos. Es por ello que en esta primera etapa mi objetivo era conseguir la mayor liquidez posible. En esta etapa concentré los recursos principalmente en Bolsa. Compraba buenas acciones y con alta rentabilidad por dividendo a precios bajos. Empezar en esta etapa con inmuebles es muy complicado y muy arriesgado. Supone un gran desembolso y en época de crisis puede suponer un movimiento difícil de recuperar.

B. Segunda: Cartera inmobiliaria. Invertir en inmuebles es muy diferente a Bolsa. En mi opinión, a largo plazo son más rentables que la bolsa. Las principales dificultades para entrar son la alta liquidez necesaria y las altas barreras de entrada son los principales condicionantes. Pero aprovechando la bajada de precios y con la liquidez de la primera etapa se pueden conseguir inversiones en el mercado inmobiliario a precios atractivos. Los propios ingresos de los inmuebles junto con las acciones y dividendos hacen que el flujo de caja crezca a mayor ritmo. Aquí reduje el peso de las acciones para entrar en los inmuebles.

C. Tercera: Inmovilizado. Con una menor necesidad de liquidez y con una revalorización de los inmuebles en la época de recuperación se tiene una capacidad de inmovilizar más dinero que en la primera etapa. Durante esta etapa ya es posible tener un mayor grado de especulación puesto que ya se cuenta con unos ingresos suficientemente sostenibles. Aquí el peso de las acciones lo reduciría al 20% del total de cartera.

Cómo tenemos el 2016? como dije en la pasada entrada que la Bolsa baje es muy positivo para tomar posiciones. Compramos buenas acciones a precios bajos. Veremos cómo evoluciona también el sector inmobiliario pero pienso que será también buen momento para buscar interesantes oportunidades.

Buena semana a todos!

El tiempo dedicado a invertir

La gestión de patrimonio/inversiones requiere tiempo. Y éste se va incrementando conforme lo vayamos ampliando. Sin embargo resulta algo paradójico que muchas veces la gente no tiene tiempo para empezar a crear patrimonio… ¡imaginad entonces después gestionarlo!

Las horas del día son limitadas

Tenemos 24 horas en el día de las cuales la mayor parte se dedica al trabajo activo, ya sea por cuenta ajena o propia. Pasado ese tiempo, tenemos obligaciones y planes personales que nos terminan de ocupar el día. Sin embargo hay momentos en los que hay que obligarse a dedicarlo a la creación y gestión de patrimonio. ¿Y esto por qué? Pues básicamente porque es lo que nos permitirá conseguir la libertad financiera y será lo que nos permita el día de mañana tener una mejor calidad de vida.

Hazte esta pregunta: ¿cuánto tiempo has dedicado en los últimos 6 meses para la búsqueda o gestión de inversiones? Entonces, sabiendo que a largo plazo será tu mayor condicionante en la vida, ¿por qué no le dedicamos una mínima parte al día? Con 10 minutos antes de acostarse es suficiente.

Aprendizaje a invertir diario

Como sabéis me gusta invertir en Bolsa y tener un conocimiento del mercado a diario. ¿Qué se tarda en abrir la aplicación del  móvil y ver cómo están los valores que tenemos en seguimiento?  Bastante menos que la gente tarda en fumarse un cigarro…  Descárgate una aplicación en tu móvil de Bolsa (el iPhone trae una por defecto una en sus terminales), y a cierre de mercado echa un vistazo al menos a ver cómo ha cerrado el Ibex y los principales valores.

Sistema de avisos de cosas interesantes para invertir

¿Qué se tarda en buscar inmuebles para invertir? Basta con la creación de un sistema de alarmas en el correo electrónico que notifiquen de inmuebles de nuestro interés que salen a la venta y realizar una llamada al mes a los principales contactos del sector (inmobiliarias, agentes etc) para que nos notifiquen de cosas que entren interesantes. Búscate varias inmobiliarias en tu zona y localízalos. Preséntate como posible inversor en bienes inmuebles y que te tengan en su lista de personas a las que notificar cuando algo interesante les entre en cartera.

Al final no es por falta de tiempo. Es la falta de entrenamiento y constancia la que hace que no le dediquemos el tiempo que se merece.

Feliz semana!